La ciudad fue refundada en 1669. Cuenta con un pintoresco casco urbano con casa de indios y museo de bellísimas tallas religiosas. En la iglesia parroquial se exhibe el único retablo jesuítico completo del país y una impresionante talla ecuestre que representa a Santiago venciendo a los Moros. Esta antigua reducción Jesuítica aun conserva muchas características coloniales, como su plaza central, la casa de indios y el museo, que dispone de cuatro salas de exposición, donde se exhiben estatuas estilo barroco de los siglos XVI y XVII, y vestigios de la antigua iglesia de Santiago (Derrumbada en 1907)

 Fachada del Museo de Santiago Apóstol, Misiones, donde se puede apreciar un conjunto de obras escultóricas de gran belleza y sencillez.